Cómo romper o rasgar tus jeans con un rallador

Como rasgar un pantalon vaquero

Los vaqueros rasgados son un clásico de todas las temporadas, tanto en invierno como en verano son una prenda imprescindible en todo armario femenino. Existe una manera fácil y barata de lograr este efecto en cualquier pantalón de tela denim simplemente siguiendo estos sencillos pasos.

Recicla ya tus pantalones viejos para darles un aire mucho más actual. Con este sencillo truco que te indico a continuación conseguirás rasgar tus jeans sin romperlos totalmente, consiguiendo el efecto en la medida que te guste y, lo mejor de todo es que todos los utensilios que necesitas los tienes en casa!

Instrumentos necesarios para rasgar jeans con rallador

Lo primero es encontrar unos jeans apropiados, con un aspecto y color un poco envejecido. Para rasgar fácilmente nuestros vaqueros, haremos uso de herramientas que podemos encontrar en cualquier hogar. Nos servirán utensilios como un rallador de queso, lija en papel, piedra pómez o una lima de las empleada para los callos en los pies, una tijera pequeña y un aparato cortacutículas.

Para iniciar el proceso de rasgado, coloca tus jeans sobre una superficie plana y desliza un trozo de cartón dentro de la pierna donde planeas trabajar. Esto evitará que el rasgado pase a la otra cara del tejido. Decide el área que quieres desgastar y, con un marcador lavable o un pedazo de tiza, marca ligeramente las zonas donde aplicarás el tratamiento para tener una guía visual durante el proceso.

Antes de comenzar a rasgar, es bueno tener una idea en mente de cómo queremos que queden al final, el tipo de rasgado, el tamaño y dónde queremos rasgarlos. Es aconsejable practicar un poco previamente con alguna tela vaquera que no estemos usando.

Cómo rasgar la tela

El rasgado se puede realizar tanto con los jeans puestos como en una superficie. Si se opta por esta última, es recomendable poner debajo algo sólido como un trozo de madera. Comenzaremos pasando el rallador de queso de arriba a abajo y de izquierda a derecha, por toda la extensión que se desee. Hay que tener en cuenta que, con los lavados, estos agujeros pueden aumentar en tamaño y por ello es necesario no hacerlos demasiado amplios.

Utiliza el rallador con movimientos firmes y controlados sobre el área marcada. Varía la presión para crear un look natural y evita pasar muchas veces por el mismo sitio para no hacer un agujero demasiado grande. Es importante rasgar de manera intermitente y revisar frecuentemente el efecto logrado. De esta manera, podrás detenerte en el momento justo antes de que el desgaste sea excesivo.

Además de usar rallador, con la piedra pómez o la lima podemos hacer rasgados de menor tamaño para otras partes del vaquero. Si además pasamos la lija por encima, lograremos un efecto más auténtico.

Después de rasgar con el rallador, puedes refinar los bordes del desgaste con una lija de grano fino. Pasa la lija suavemente alrededor de los bordes rasgados para suavizar cualquier irregularidad y crear un efecto más desgastado. Este paso es crucial para añadir autenticidad a los rasgados, ya que simula el desgaste natural que los jeans adquieren con el tiempo y el uso.

Finalmente, para añadir más textura, toma la tijera y el cortacutículas y comienza a tirar de las hebras azules verticales con cuidado, dejando las hebras blancas horizontales expuestas. Esto dará el efecto clásico de los jeans deshilachados. Repite este proceso en todas las áreas que has tratado hasta que estés satisfecho con el aspecto de tus jeans rasgados.

Como deshilachar un jean rápido

Otra forma rápida y eficaz de deshilachar tus jeans es utilizando una tijera para hacer cortes horizontales en las áreas que quieras desgastar. Asegúrate de que los cortes sean de la longitud deseada y de que estén espaciados uniformemente para un resultado más estético. Una vez realizados los cortes, puedes pasar al siguiente paso para acentuar el deshilachado.

Tras cortar la tela, toma una pinza de depilar y comienza a tirar de los hilos verticales que quedan entre los cortes. Este proceso resalta los hilos horizontales y crea un efecto deshilachado natural. Si buscas un aspecto más desenfadado, no te preocupes por ser demasiado preciso, ya que la irregularidad puede añadir carácter a tus jeans.

Si deseas acelerar el proceso, puedes utilizar un cepillo de alambre o una lija de grano grueso para frotar las áreas cortadas. Esto aflojará y sacará más hilos, intensificando el aspecto desgastado. Es importante hacerlo con cuidado para no dañar más de lo deseado la tela circundante y controlar la cantidad de deshilachado que se está creando.

Otra técnica para deshilachar rápidamente tus jeans es lavarlos y secarlos en la máquina después de hacer los cortes. El movimiento y la fricción durante el ciclo de lavado ayudarán a deshilachar los bordes de los cortes y a suavizar los hilos. Este paso es excelente para conseguir un desgaste más natural y menos estructurado.

Por último, para un acabado profesional, puedes retocar los bordes deshilachados con unas tijeras, cortando los hilos que sobresalgan demasiado. Esto permitirá que conserves un aspecto desgastado pero cuidado, manteniendo el deshilachado dentro de un estilo definido y evitando que los hilos sueltos se enreden o causen más desgaste del deseado en futuros lavados.

Maquina para rasgar jeans

Nos encanta el DIY y hacer arreglos casero, pero además de las técnicas manuales para rasgar jeans con herramientas caseras, existe la opción de emplear máquinas especializadas para rasgar jeans … y nosotros te lo contamos . Estas máquinas están diseñadas para crear desgastes y roturas de forma eficiente y uniforme, imitando el desgaste natural por el uso. Gracias a su precisión, puedes elegir el grado de rasgado sin temor a excederte y arruinar la prenda.

Una de las ventajas de las máquinas para rasgar jeans es su capacidad para trabajar con distintos estilos y tamaños de rasgado. Esto permite una personalización completa, pudiendo elegir desde sutiles desgastes hasta roturas más grandes y audaces. Algunas incluso cuentan con ajustes para controlar la intensidad y la frecuencia de los rasgados.

El uso de estas máquinas no solamente se limita a la producción en masa de la industria textil, sino que también están disponibles para los entusiastas del DIY que deseen invertir en una herramienta más profesional para sus proyectos de personalización de ropa. Aunque requieren una inversión inicial mayor, su durabilidad y resultados pueden justificar el gasto para aquellos apasionados por la moda personalizada.

Es importante destacar que, al trabajar con máquinas para rasgar jeans, es esencial tomar medidas de seguridad adecuadas. Siempre debes seguir las instrucciones del fabricante y utilizar equipo de protección personal, como guantes y gafas de seguridad, para evitar accidentes. La seguridad nunca debe ser subestimada, incluso en proyectos de moda DIY.

Finalmente, aunque contar con una máquina para rasgar jeans puede ser muy práctico, el trabajo manual permite una mayor conexión emocional con la pieza y una autenticidad única en cada diseño. Sea cual sea la herramienta que elijas, lo importante es disfrutar del proceso creativo y conseguir ese look personalizado que refleje tu estilo individual.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *