Rellenar puff

Patrones para hacer un puff casero paso a paso

Hacer puff

Como hacer un puff casero

¿Cómo hacer un puff? Esa es la pregunta que trataremos de resolver hoy porque…¿quién no quiere tener un puff en su casa?

Crear un puff casero es una forma excelente de añadir un toque personal y confortable a cualquier habitación de tu hogar. Para empezar, elige una tela resistente y de tu preferencia que vaya acorde con la decoración.

El puff , a medio camino entre una silla y un cojín, es el típico accesorio al que siempre se le saca partido, y es que resulta decorativo y sobre todo...¡muy cómodo! Sin embargo, no siempre es fácil encontrar el puff que queremos en tiendas, ya sea porque resultan demasiado rígidos, pequeños o simplemente porque resultan difíciles de limpiar.

¿La solución? Hacer tú misma el puff perfecto. ¿Vemos cómo?

La cantidad de tela dependerá del tamaño que desees para tu puff, pero para un tamaño estándar necesitarás aproximadamente 3 metros. El siguiente paso es cortar la tela según los patrones que hayas decidido utilizar. Asegúrate de incluir márgenes de costura en tus medidas para que las piezas encajen perfectamente cuando las unas. Si es tu primer puff, puede ser útil usar patrones básicos como un círculo para la base y la parte superior y un rectángulo para el cuerpo.

Para hacer un puff necesitarás una máquina de coser (y saber utilizarla, claro). Por lo demás, es un proyecto laborioso, pero no complicado.

Para hacer un puff necesitamos los siguientes materiales:

  • Hoja grande de papel
  • Entre 2 y 4 metros de tela blanca (por ejemplo sarga o algodón)
  • Alfileres
  • Máquina de coser
  • Relleno (de algodón, de picado de espuma, de plumas…)
  • Funda

¡Veamos ahora, paso a paso, cómo hacer este puff!

Hacer un puff. Paso 1

Lo primero es crear los patrones para hacer el puff. Necesitamos dos diferentes, uno para los círculos inferior y superior, y otro diferente para los 4 lados del puff. En la imagen puedes ver cómo es cada uno de ellos, pero ten en cuenta que no está a escala. Debes reproducir el patrón es papel o cartulina, y cortan las formas deseadas.

Puff cómo hacer

 

Hacer un puff. Paso 2

Marca los patrones (del tamaño que desees) sobre la tela blanca y después recorta. Pon dos de las piezas laterales una sobre otra y sujeta con alfileres uno de los lados. Cose ahí y haz una costura doble para que resulte más resistente.

Forma puff

Hacer un puff. Paso 3

Vete juntando con alfileres todas las partes laterales, y cosiendo cada una a la siguiente. No cosas el último lado para poder meter el relleno del puff. Después, cose también las partes circulares superior e inferior. ¡Ya casi está listo!

Coser puff

Hacer un puff. Paso 4

Dale la vuelta a la tela y comienza a meter el relleno por la abertura que quedó entre dos lados. Llénalo tanto como quieras, pero piensa que con el tiempo se irá aplanando, así que más vale mucho que poco.

Rellenar puff

 

Hacer un puff. Paso 5

Cierra con alfileres el lado que quedaba sin coser y  cose con la máquina este último lado. Al ser voluminoso puede ser bastante incómodo, pero no hace falta que quede bonito (irá dentro de una funda) solo que quede bien cosido.

Acabar puff

 

Hacer un puff. Paso 6

¡Mételo en la funda! Si no tienes ninguna funda de este tamaño, puedes hacerla también tu misma con una tela que te guste, y dejando unos cm alrededor de cada patrón. Además, uno de los cuatro lados debe ser más ancho que el resto, para poder colocar allí una cremallera.

Cómo hacer un puffPuedes ver más información en So you think you are crafty.

¿Te atreves a hacer tu propio puff?

 

Tipos de relleno para hacer un puff casero fácil

  1. Perlas de Poliestireno: Son las más comunes para rellenar puffs. Son ligeras, cómodas y se adaptan bien a la forma del cuerpo. Sin embargo, pueden aplanarse con el tiempo, por lo que es posible que tengas que rellenarlas de nuevo eventualmente.
  2. Espuma Triturada: Este relleno proporciona una sensación más firme y es ideal si buscas más soporte. La espuma triturada mantiene bien su forma y es duradera.
  3. Fibras de Poliéster: Son suaves y cómodas, aunque no se adaptan tanto a la forma del cuerpo como las perlas de poliestireno. Son una buena opción si buscas un relleno más ligero y esponjoso.
  4. Ropa Vieja o Telas: Para una opción más ecológica y económica, puedes usar ropa vieja, toallas, o trozos de tela como relleno. Aunque no ofrecen la misma comodidad que otros materiales, son una buena opción si buscas reciclar y reducir residuos.
  5. Bolitas de Corcho o Fibras Naturales: Si prefieres materiales naturales, el corcho y ciertas fibras naturales pueden ser una opción. Estos materiales son más difíciles de encontrar y pueden ser más caros, pero ofrecen una alternativa ecológica.
  6. Granulados de Goma Espuma: Similar a la espuma triturada, pero con una textura más granulada. Ofrece una buena combinación de soporte y comodidad.

Al elegir el relleno, considera factores como la comodidad, la durabilidad, el costo y el impacto ambiental. También ten en cuenta la facilidad de mantenimiento y si el relleno es resistente a alérgenos o plagas.

Publicaciones Similares

5 comentarios

  1. Me encanta ese proyecto tratare de hacerlo lo mas pronto posible ojala me quede tan bonito como se ven en la imagenes. Grasias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *