Cómo hacer un pompón decorativo de papel crepé

Como hacer pompones de papel crepe

Crear pompones de papel crepé es una manera fabulosa de añadir un toque festivo y colorido a cualquier celebración. Comienza seleccionando papel crepé en colores que armonicen con el tema de tu evento. Necesitarás al menos 10 hojas para darle volumen y plenitud a tu pompón. Superpón las hojas y pliégalas en forma de acordeón con una anchura de unos 4 a 5 cm. Asegúrate de que los pliegues sean uniformes para que el resultado final sea simétrico y atractivo.

Aprende con este tutorial a hacer pompones de papel de forma muy sencilla. Decorar una fiesta de cumpleaños, una evento de amigas o incluso una boda, puede ser algo muy entretenido, pero también puede aportar una verdadera ración de trabajo.

Si quieres tener un objeto decorativo muy fácil de hacer, con buen precio y con una imagen espectacular, te proponemos una formidable idea DIY con la que conseguirás sorprender a todos los presentes.

Una vez que tengas tu acordeón de papel crepé, utiliza un trozo de alambre floral o una cuerda resistente para atar firmemente el centro. Este paso es crucial para definir la forma del pompón y mantener juntas todas las capas de papel. Haz un lazo o retuerce el alambre de forma que puedas colgar tu pompón una vez esté terminado. Recuerda dejar suficiente alambre o cuerda para poder colgarlo con facilidad.

Con las tijeras, da forma a los extremos del acordeón, cortando en forma redondeada o en picos, según prefieras. Estos cortes definirán la forma de los pétalos de tu pompón y le darán un aspecto más acabado. Cuanto más definido sea el corte, más detallado y decorativo será el resultado final de tu pompón de papel crepé.

Ahora viene la parte divertida: separa y despliega con cuidado cada capa de papel crepé, tirando suavemente hacia el centro y alternando los lados. Hazlo con delicadeza para evitar rasgar el papel. Este proceso requiere paciencia, pero a medida que cada capa se expande, verás cómo tu pompón cobra vida. Crea volumen y forma hasta que obtengas una esfera completa y esponjosa.

Ya casi está listo tu pompón. Es momento de colgarlo y darle los retoques finales. Asegúrate de que está equilibrado y añade más capas si es necesario para una apariencia más plena. Experimenta con diferentes tamaños y colores para crear una decoración única y personalizada. Con estos sencillos pasos, habrás creado un hermoso adorno que capturará las miradas y embellecerá cualquier espacio.

Si te gusta y quieres hacerlo para decorar tu casa o el sitio que elijas, necesitarás los siguientes artículos:

  • Varios pliegos de papel de seda de diferentes colores
  • Alambre floral de color blanco
  • Tjeras

¿Cómo se hace?
Tomaremos ocho papeles de seda de entre 40 y 50 cm de ancho y de alto, los pondremos uno encima de otro y los iremos plegando como si se tratase de un acordeón y cuando estén todos los pliegos bien doblados, con un trozo de alambre rodearemos un par de veces el centro de los pliegos de papel de seda. Debe de quedar como si se tratase de una pajarita.

Después solo tenemos que ir sacando los diferentes pliegues y revolverlos de un lado para otro y darle unos pequeños cortes con la tijera hasta obtener una esfera de papel, con un poco de paciencia y tino, se acaba consiguiendo una estupenda esfera que parece una flor. Además si combinamos bien los colores resultará verdaderamente sorprendente.

En este caso, podríamos añadir un poco de nylon, atarlo al alambre del centro de nuestro pompón y ya tendremos algo donde poder colgarlo, para que luzca con todo su esplendor. Con algo tan sencillo habremos preparado una formidable y sorprendente pieza decorativa para cualquier clase de actividad. ¿No te ha quedado claro? ¡Pues mira!

 

Decoracion con papel crepe

La decoración con papel crepé es una opción versátil y económica que permite transformar cualquier espacio con un toque de creatividad y color. Su textura arrugada y gama extensa de colores ofrecen infinitas posibilidades para crear adornos únicos. Desde guirnaldas hasta flores y pompones, el papel crepé se ha convertido en el aliado perfecto para celebraciones y eventos especiales.

Una de las ventajas de trabajar con papel crepé es su facilidad para moldearse y adaptarse a distintas formas. Esto lo hace ideal para manualidades DIY, ya que incluso los menos experimentados pueden lograr resultados impresionantes. Con un poco de práctica, se pueden crear centros de mesa, adornos colgantes y otros elementos decorativos que aportan volumen y textura a cualquier decoración.

El papel crepé no solo se destaca por su aspecto atractivo, sino también por su durabilidad y resistencia a la deformación. A diferencia de otros materiales más delicados, el papel crepé mantiene su forma incluso en ambientes húmedos o después de ser manipulado. Esto lo convierte en una opción ideal para decoraciones que pueden necesitar un poco más de longevidad, como las que se usan en tiendas o restaurantes.

Para aquellos que buscan un enfoque sostenible en la decoración, el papel crepé es una elección excelente. Siendo un producto biodegradable y reciclable, contribuye a la creación de una decoración consciente con el medio ambiente. Al finalizar el evento, los adornos de papel crepé pueden reciclarse o guardarse para ser reutilizados en otra ocasión, reduciendo el impacto ambiental.

Por último, la decoración con papel crepé es una forma de expresar la personalidad y el estilo de quien la realiza. Al ser tan personalizable, permite que cada uno deje su huella en la decoración, eligiendo los colores, formas y combinaciones que más se ajusten a su gusto personal. Esta característica lo convierte en un material predilecto para personalizar eventos importantes como bodas, bautizos o cumpleaños, haciendo de cada celebración algo verdaderamente único.

Seguro que Esto también te interesa

Como hacer un collar de flores hawaianas de papelComo hacer un collar de flores hawaianas de papel